No había ido al cine desde diciembre que fui a ver El Hobbit. Me he perdido muchas películas porque para empezar, la verdad la situación económica está cabrona en México, además de que realmente no me gusta estar entre la gente y prefiero ver películas en casa; pero, como sabrán, mis ataques depresivos me llevan …