¡PuthaMadre! Cómo odio el dichoso “horario de verano“, no me favorece en nada. Dicen que los días se pasan más rápido y se ahorra energía lo cual se me hace una estupidez, porque igual se gasta mucho con los ventiladores y todo eso… Ah, sí, cómo olvidar el quejarme del pinche calor que está haciendo. …