Después de un chingo de años, por primera vez en México, Tool se presentó ante el público que tiene aquí tan abandonado. Y no sé bien qué fue lo que los motivó a venir (pero qué bueno). No sé si al fin les llegaron al precio, no sé si Maynard estaba tramando algo con su visita a Cumbre Tajín, o simplemente pasar sus vacaciones aquí, pero el caso es que los tuvimos en México, y fue la cosa más chingona que pudo pasar en mi pequeña y miserable existencia.

No es novedad para muchos que Tool es mi banda favorita “del mundo mundial”, por lo que cuando alguien muy importante para mí me dijo que Tool estaría en México en un festival de Veracruz no pude evitar el emocionarme como una escuincla fangirl de One Direction.
Así es, la idea de al fin ver a Tool en vivo me emocionó sobremanera y desde entonces empecé a buscar la forma de arreglármelas para ir al mentado festival ése porque caía en viernes, y yo sabía que tenía que ver a mi amada banda en vivo. ¡Era algo que no me podía perder!..

Luego (me imagino yo que) resultó que los señores de OCESA al ver el éxito de venta de boletos para la presentación de Tool en Cumbre Tajín, me imagino que no quisieron quedarse atrás e hicieron de las suyas para presentarlos primero. Por lo cual Tool abrió otra fecha antes del evento principal de Veracruz para hacer su primera aparición en México en el Palacio de los Deportes.
Y no quiero meterme en detalles pero por razones que no voy a mencionar, aproveché dicha oportunidad y fui a verlos al Palacio de los Deportes. Me puse de acuerdo con mi brother (que también es fan) y mi sister y decidimos irnos al D.F. a ver a Tool.

Y bueno, pues llegó el día. El viaje fue tranquilo, aunque como siempre el Distrito Federal me tiene alguna sorpresa reservada, y en ésta ocasión, y como sucedió el día que fui a ver a Iron Maiden y a Helloween, nos llovió.
No nos dejaban pasar todavía porque íbamos a estar en palcos y estaban dejando pasar primero a los de pista, así que estuvimos mucho pinche rato parados bajo la lluvia. Ya después se empezó a formar la fila para los palcos y para entonces yo estaba (para variar) bastante enojada porque estaba (otra vez) rodeada de parejitas asqueroseándose todo el tiempo (porque #BadLuckAkira ¡siempre!) y ya quería que me dejaran entrar.

Cuando por fin nos dejaron pasar, lo primero que hice fue ir a ver la mercancía. Las playeras estaban súper equis, no eran ninguno de los modelos que ofrecen en la página de Tool. Eran más bien como que diseños hechos para éste evento, y lo digo eso porque aparte de estar equis, ¡estaban carísimas!, así que compré una (la menos “pior“) y nos metimos a acomodarnos donde nos tocaba para esperar a que empezara el show.
Ya adentro, la tacaña de yo sólo compró un refresco, y mientras esperábamos a que empezara, algún baboso en la consola del sonido tenía música medio ochentera. Pero dejen de lo ochentera, la cosa era que el sonido estaba pésimo. Sólo esperaba que Tool no estuviera así, porque ya había oído malos comentarios respecto al lugar. Rato más tarde mientras seguíamos esperando me encontré a otro brother de allá a quien conocí hace años en Tekken Zaibatsu y que también es fan de Tool.

Y pasó el rato, de pronto se calló al fin el vato del sonido y las luces se apagaron y empezó el show…
¡La emoción!.. Y TODOS nos pusimos de pie mientras veíamos entrar a Justin, a Danny, a Adam y a Maynard quienes ocuparon sus puestos para dejarnos escuchar “Hooker with a penis” para empezar el show.
Casi chillo como marica. No podía creer que los estaba viendo y escuchando en vivo, y comenzar con una canción de las que más me gustan, la cual (dizque) canté a coro con ellos y muchos más de los presentes… O al menos de lo que me acordaba ¡jajajaja!

Tool @ Palacio de los Deportes (mx 2014)

Tool @ Palacio de los Deportes (mx 2014)

Tool @ Palacio de los Deportes (mx 2014)

Estábamos viendo a Tool, ¡EN VIVO!, algo que jamás pensé que pasaría en México. El sonido impecable, las luces, los láser, el conjunto de todo eso te hacía vivir una experiencia increíble.
La lista siguió, Vicarious, después una rola que amo, ¡¡¡Schism!!!, después Pushit, Intension para seguir con Lateralus, que era como magia, parecía que los ojitos volaban alrededor. Después pasó algo chistoso, se hizo silencio y nos apareció una pantalla de “Intermedio” para tomarse un descanso de 12 minutos.
(intermedio) Tool @ Palacio de los Deportes (mx 2014)
Al regresar, tuvimos un solo de batería de Danny Carey. Cada movimiento, cada sonido alternado con imágenes como mantras era alucinante; y continuaron con la reagrupación de los demás y presentarnos un cover de King Crimson. Siguieron con Jambi, luego otra de mis favoritas, ¡Forty-Six & 2! cuya iluminación estaba súper; para seguir con otra de mis amadas rolas, Ænema y finalizar con otra favorita, ¡Stinkfist!
Todo el show estuvo impecable, perfecto. Escuchar a la gente emocionada cantando a coro con la banda, ni faltaron ni sobraron rolas… Bueno, siempre faltan, pero lo que nos presentaron no nos dio lugar a quejas. No faltaron los clásicos gritones pidiendo otra, pero las ganas les duraron poco, todos al parecer estábamos orgasmeados con el evento. No podíamos pedir más. Los suertudos de pista recibieron las baquetas de Danny y creo algunas puas de Justin y Adam, que de hecho hasta ahorita no he leído de nadie presumiéndolas en las redes sociales.
Escuchar a Maynard decirnos “Muchas gracias” fue algo bien lindo, y también otro detalle lindo fue cuando nos pusieron pantallas de despedida adornadas con el monje de Opiate. Una decía “¡Muchas gracias!” y la siguiente, bien tiernos (lol) “¡Tool los ama!“… Awwww!
(despedida) Tool @ Palacio de los Deportes (mx 2014)

Todos desalojamos el lugar y cuando regresamos a la camioneta, todos nos veíamos unos a otros sin poder expresar una palabra. Todos estábamos idos y sonriendo como niños con caramelos de mota. Fue, al menos para mí, el mejor concierto en el que he estado y me atrevo a decir que no habrá otro mejor, o quién sabe… Pero de momento, fue el mejor.

Como todo, tuvo sus cosas malas. Por ejemplo, que detrás de nosotros en los palcos había luces de salida de emergencia muy molestas que no dejaban apreciar en la totalidad la función. Además de que, como es peculiar en los conciertos, había vendedores por todos lados y no faltó que a media rola se te atravesaban con sus charolas cortándote la inspiración. Pero bueno, vi a Tool, al menos una vez. Supongo que ya puedo morir tranquila (?).

Una disculpa por la escasez de fotos, y la poca calidad de las existentes y no tener videos propios, pero sabemos que tengo un celular Maizoro al que apenas le dura la batería y tiene una cámara de 2MP. Los videos que aquí puse son de mi brother Sergio y las fotos son mías.
Ojalá que regresen. Al parecer hubo lleno (casi) total en el Palacio, y todos sabemos que los boletos para Tajín se agotaron, así que, de verdad espero que regresen y poder verlos nuevamente.
My "haul" from Tool @ Palacio de los Deportes (mx 2014)

Postdata: Perdón por tardar tanto en poner esto, pero… ¿Bonus?.. ya tengo Twitter otra vez 🙂